Inicio

 Troncoso y Pérez Formoso triunfan

Imprimir clasicos - 14-Junio-2010 - 10:11:08 

Troncoso y Pérez Formoso triunfan
en los clásicos y antiguos de Ourense

Dos vencedores para dos pruebas: El XVI Rallye de Clásicos de Ourense y el VII Rallye de coches Antiguos de Ourense, en un fin de semana en el que la capital de As Burgas se ha convertido en el centro de atención del automovilismo retro en Galicia. En la jornada del sábado el protagonismo para unos clásicos que se enfrentaron a un corto, pero muy duro, recorrido que les llevó desde Ourense a Celanova y desde la villa de los poetas de nuevo a la capital, para por la tarde enfrentarse a sinuosos tramos de regularidad por la Ribeira Sacra, Os Peares y regreso a Ourense al filo de las ocho de la tarde. Cruces, subidas, bajadas, carreteras rotas, y pueblos y aldeas que vivieron el paso del Rali de Clásicos de Ourense con sus vecinos aplaudiendo a los participantes a su paso, en una jornada en la que los que anduvieron más afinados con el cronómetro fueron Estanislao Troncoso y Fernando Losada en su Lancia Fulvia, cruzando la linea de llegada en el Centro Comercial Ponte Vella con tansólo 155 puntos en sus cálculos. Pero fácil no lo tuvieron, ya que el segundo equipo lo hacía con 168 puntos, y no era otro que el formado por Adolfo Rodríguez e Iñaki Baliño en un BMW 2002 TIi. Terceros serían Juan Sirvent y Ana Saborido con su Fiat 124 Spider que al mismo tiempo lograban el triundo en equipos sin medidor. La prueba clásica ourensana de nuevo resultó ser un éxito de organización y participación, y tenía su punto en final al filo de la medianoche del sábado con la entrega de premios que tenía lugar tras la habitual cena de confraternidad.


Antiguos

Y en la jornada dominical, aunque en la tarde del sábado realizaban ya una visita a la Bodega Casal de Armán en O Ribeiro, serían los coches antiguos los protagonistas, con una ruta de regularidad desde Ourense al Pazo de Vilamarín, pasando por Castro de Beiro y la comarca de Amoeiro. En la cita antigua destacaba la presencia de vehículos como los Hispano Suiza y Bugatti, Rolls-Royce, Mercedes, Jaguar, pero a la postre el ganador sería un MGA Roadster del año 1957 conducido por Julio Pérez Formoso y copilotado por Óscar Sánchez que sumaron un total de 4 puntos en los controles. Segundos en la prueba de antiguos serían Giuseppe Mecca y Adolfo González con un Fiat Topolino 500 del año 1952 con 12 puntos y terceros Gabriel Pestana y Augusto Álvarez-Borrás con un precioso Bugatti T57 de 1935. En el incomparable marco del Pazo de Vilamarín se ponía el punto y final a ambas pruebas con una tradicional comida gallega a base de empanada, pulpo y churrasco, en la que los participantes en laprueba de antiguos recibían sus premios y recuerdos de una prueba que se ha instaurado ya, de nuevo, en los calendarios del automovilismo antiguo


A.C.V. Galaica